Natural   Leave a comment

 

Natural

Octubre 4th, 2006 

En Romanos 1:27 leemos: “Y del mismo modo también los hombres, dejando el uso natural de las mujeres, se encendieron en sus concupiscencias los unos con los otros, cometiendo cosas nefandas hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la recompensa que convino á su extravío”. Este es uno de esos versículos que nos obligan a leer la Biblia con cuidado. La razón es, por supuesto, que no sabemos qué quería decir Pablo cuando hablaba de ‘uso natural’: ¿es natural porque era lo que Pablo estaba acostumbrado a ver?, ¿o es lo que debe ser según el libro de Génesis?, ¿o bien está hablando de la norma común en el reino animal, es decir, en la naturaleza?

No pretendo entrar en la mente de Pablo y dar una respuesta definitiva de lo que quería decir al hablar de esa manera (ya hay bastantes cristianos que se creen capaces de ponerse en las sandalias de Pablo sin ningún problema y dar una respuesta definitiva de lo que Pablo creía). Mi propósito, mucho menos ambicioso, es sugerir humildemente que si al hablar Pablo de ‘uso natural’ se estaba fijando en la naturaleza creada por Dios, cometió un error. Para decir esto me baso simplemente en la observación de que, al mirar a la naturaleza conocida, 

la heterosexualidad no parece ser una norma universal

. Sin entrar en descripciones explícitas (este no es el mejor lugar) se han observado suficientes especies donde la homosexualidad está lejos de ser una aberración minoritaria: existen ‘sociedades homosexuales’ de ovejas, uniones en grupos masculinos de jirafas, delfines, ballenas (separados por especie), o femeninos de macacos japoneses o bonobos, etcétera.

Jonah Lehrer pone el tope de especies vertebradas en las que se practica la homosexualidad en 450 en un artículo para  Seed Magazine

(http://www.seedmagazine.com/news/2006/06/the_gay_animal_kingdom.php?page=1) basado en un libro de Joan Roughgarden, profesora de biología de la Universidad de Stanford, titulado Evolution’s Rainbow donde la autora cataloga una gran cantidad de especies donde tiene lugar el comportamiento homosexual. Joan propone una alternativa a la propuesta usual de la ‘guerra de los sexos’ donde los polos opuestos (Marte y Venus) se atraen y forman una sociedad de polos positivos y negativos con alguna que otra aberración. Según muestra ella, hay demasiadas excepciones dentro del reino animal. La alternativa es una sociedad donde la sexualidad no es un mero intercambio realizado (casi de forma forzada) para procrear sino una forma muy compleja de relacionarse en comunidad y solidaridad entre seres muy complejos. Es más: cuanto más complejos son los seres, más compleja es esta relación y más diversidad produce.

Es inevitable que al leer ciertos textos de la Biblia traigamos nuestros propios prejuicios alimentados por una amplia falta de información. No dejemos que la tradición contraria a la sexualidad humana que reflejaban varios padres de la iglesia nos cieguen y eviten que demos su debida consideración a todas las demás opiniones.

http://www.lupaprotestante.com/blogs/textoseideas/?p=55

Publicado agosto 26, 2008 por Ricardo Paulo Javier en Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: