TRANSPLANTES DE ÓRGANOS: RATIFICACIÓN DE LA IGLESIA A FAVOR   Leave a comment

TRANSPLANTES DE ÓRGANOS: RATIFICACIÓN DE LA IGLESIA A FAVOR

TRISTÍSIMO…

La Iglesia católica ratificó que mantiene sin cambios su doctrina sobre los trasplantes


El Consejo Pontificio para la Pastoral de la Salud reiteró que la muerte cerebral es condición necesaria para donar órganos. También reveló que Joseph Ratzinger, cuando era cardenal, se inscribió en una asociación de donadores.

La Iglesia Católica mantiene sin cambios su doctrina sobre los trasplantes, aceptando la muerte cerebral como condición necesaria para donar órganos, como demuestra el caso del papa Benedicto XVI, que cuando era cardenal se inscribió en una asociación de donadores.

La aclaración fue hecha este miércoles por el Consejo Pontificio para la Pastoral de la Salud, luego de que ayer el diario oficial de la Santa Sede, Osservatore Romano, publicó un artículo de la historiadora Lucetta Scaraffia en el que se sostenía que la definición de muerte cerebral debía ser puesta en tela de juicio.

Fuentes del Consejo Pontificio subrayaron que siguen vigentes los principios de la carta para los operadores sanitarios promulgada en 1995, según la cual “para que una persona sea considerada cadáver es suficiente verificar la muerte cerebral del donador, que consiste en la cesación irreversible de toda función cerebral”.

En el mismo documento se puntualiza que “una vez que la muerte cerebral es comprobada con certitud, después de las verificaciones debidas, es lícito proceder a la extracción de los órganos, así como sustituir artificialmente las funciones orgánicas necesarias para conservar la vitalidad de los órganos, en vista de un trasplante”.

Por su parte, la asociación italiana de donadores de órganos subrayó que Benedicto XVI, por lo menos cuando era cardenal, se había unido a su organización, apoyando sus actividades.

En un mensaje publicado en el sitio en Internet de la asociación, el Papa sostiene que “es lícito adherir, espontáneamente y en plena consciencia, a la cultura de los trasplantes y de la donación de órganos”.

Agregó: “Yo mismo estoy inscrito desde hace años en la asociación y llevo siempre conmigo el documento en el que está escrito que estoy disponible a ofrecer mis órganos a quien pueda necesitarlos, es un acto de amor”.

Aún así, tanto el Consejo Pontificio como el director del Osservatore Romano, subrayaron que aunque las ideas contenidas en el artículo de Scaraffia no forman parte del Magisterio de la Iglesia, representan “un aporte importante” al debate sobre la evolución del concepto de muerte cerebral, que merece “una seria reflexión de parte de todos”.

En ese sentido, el presidente del Consejo Pontificio, cardenal José Lozano Barragan, subrayó que aún aceptando el parámetro de la muerte cerebral, la Iglesia desea que se definan “signos cada vez más seguros y certeros” de la muerte, “en discusión con la comunidad científica internacional”.

Pero la discusión prosigue, incluso dentro del mundo católico.

Es así que el Centro del Ateneo de Bioética de la Universidad Católica de Roma emitió hoy una nota en la que recuerda que “el criterio de certificación de la muerte en base a parámetros cerebrales es un paradigma científico que, dado el estado actual de nuestro conocimiento y si es aplicado escrupulosamente, es tan plausible como los criterios basados en parámetros cardio-pulmonares y resulta absolutamene compatible con una visión personalista del ser humano”.

Para Paolo Becchi -profesor de Filosofía del Derecho y autor de un libro sobre los “Signos de la muerte”, citado por Scaraffia en su artículo en el Osservatore Romano- “no es una exigua minoría de filósofos la que pone en duda el concepto de muerte cerebral, sino un número creciente de médicos, a nivel internacional”.

Becchi subrayó además que el hecho de que el concepto de muerte cerebral sea “presentado casi como un artículo de fe, que debemos recoger dogmáticamente, debería motivarnos a reflexionar”.

Agregó que “este artículo de fe se ha vuelto incluso un artículo de ley”, una ley que sumada a “las ventajas conseguidas con la ley sobre los trasplantes de órganos a partir de un cadáver, han logrado que toda discusión ulterior quede invalidada”.

Fuente: ANSA

Publicado septiembre 5, 2008 por Ricardo Paulo Javier en Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: