SED DE SANGRE INOCENTE….¡CUANTOS CRÍMENES!   Leave a comment

Piden un aborto para una nena de 12 años que fue violada

Posted: 04 Sep 2008 12:22 PM CDT

SED DE SANGRE INOCENTE….¡CUANTOS CRÍMENES!

La niña está internada en el hospital Notti, con más de un mes de gestación. Su madre pidió a la Justicia un aborto terapéutico.

La madre de una nena de 12 años, que fue violada hace más de un mes, recurrió el viernes pasado a la Justicia para pedir la interrupción del embarazo de su hija por considerar que el caso se encuadra dentro de los criterios de no punibilidad previstos en el Código Penal. La chica fue abusada sexualmente por un hombre encapuchado al que aún no identifican.

Ante este hecho, el juez de Familia que interviene en la causa dispuso una serie de medidas entre las cuales se encuentra la intervención el Comité de Bioética del Hospital Notti, donde actualmente está internada la niña.

Paralelamente, la abogada de la familia, Mónica Runno, ha pedido que se conforme un comité ad hoc integrado por académicos para que dictaminen en conjunto.

De acuerdo a los plazos solicitados por la letrada, el viernes deberían reunirse para tomar postura respecto del caso y enviar su resolución no vinculante al magistrado en breve.

La nena de 12 años está internada en el hospital Humberto Notti hasta que el juez del Primer Juzgado de Familia que sigue la causa, Germán Ferrer, le pida el alta.

En ese lugar, ayer al mediodía la cuidaba su abuela, ya que la madre de la menor tuvo que quedarse en su casa -ubicada en el departamento de Maipú- para atender a sus otros dos hijos (de 2 años y de 9 meses) que están enfermos.

La abuela explicó a Los Andes que la nena está bien. “Pero ni yo ni mi hija podemos decir nada porque queremos proteger la integridad de mi nieta”. La familia es de condición humilde y está siendo asesorada por Runno, una abogada dispuesta por el Estado.

Con mucho escepticismo, la mujer confirmó lo ocurrido. Fue violada cuando salió de la escuela e iba hacia su casa. En ese trayecto fue abordada por un hombre encapuchado que la llevó hasta un descampado para someterla. Lo que hace sospechar que puede haber sido alguien que la adolescente pudiera reconocer.

Sin embargo, cuando la niña volvió a su casa no contó lo sucedido porque el hombre la había amenazado. La madre se enteró cuando notó que la chica no menstruaba y la llevó al médico. Allí detectaron que estaba embarazada de un poco más de un mes.

Según contó la abuela, la nena, su madre y hermanos viven en su casa porque no tienen padre.

La denuncia

“Nos presentamos desde la Defensoría de la Familia para pedir la interrupción del embarazo en una interpretación extensa del artículo 86 del Código Penal (incisos 1° y 2°), por el daño en la salud psíquica y física que implica para la nena”, sostuvo Runno a Los Andes. Esto, más allá de que la chica es menor de 13 años y, sea en la situación que sea, se trata de una violación (ver aparte).

La madre hizo la denuncia por abuso sexual en la Oficina Fiscal de Maipú-Luján N° 10 e intervino la Justicia de Familia. El juez Ferrer, el mismo que actuó en el caso Gazzoli, dispuso que se confirmara el embarazo y que se llamara al Comité de Bioética del Notti para que se expidiera. A la vez, evitó hacer declaraciones hasta que se manifieste el Comité.

Al respecto, el ministro de Salud, Aldo Sergio Saracco, prefirió no tomar postura en cuanto a la posibilidad de que se le practique el aborto a la niña. Sin embargo, el funcionario adelantó que “estamos subordinados a lo que decida el juez y ofrecemos a la familia el apoyo médico, psicológico y legal para proteger la integridad de la menor”. La postura de este gobierno en contra del aborto, incluso no punible, es de público conocimiento.

Ahora resta que el Comité dé a conocer su postura. “En general tienen 24 horas para expedirse, pero hay que tener en cuenta que su decisión es ?no vinculante’, es decir que el caso está íntegramente en manos de la Justicia”, agregó Saracco.

Un viejo caso conocido

Una vez más, se abre el debate que gira en torno al aborto y toma repercusión nacional. En 2006 sucedió con Claudia, la joven de 25 años, discapacitada mental, que fue violada y embarazada por su cuñado. Su madre -Ana Gazzoli- solicitó a las autoridades del Hospital Militar la interrupción de la gestación y se la negaron.

Sin embargo, la mujer continuó firme en su decisión y hasta intervino a su favor el ex ministro de Salud de la Nación, Ginés González García. Finalmente, la Suprema Corte de Justicia de Mendoza dio lugar al aborto.

Esta vez -y a pesar de este fallo judicial como antecedente- el procedimiento a seguir pareciera ser el mismo. Esto, a pesar de que los casos encuadrados dentro de los abortos no punibles deberían practicarse sin la necesidad de un pedido de autorización judicial. No obstante, esta decisión termina siempre en manos de los médicos.

De hecho, el director del Departamento de Bioética de la Facultad de Ciencias Biomédicas de la Universidad Austral, Rafael Pineda, ya declaró que es “inadmisible” este pedido de aborto. Por la polémica que despierta este tema, es de esperar que se hagan sentir más voces como éstas.
Al ser consultada por otro medio, la presidenta del Comité de Bioética del Notti, Marta Fracapani, sostuvo que “esta institución protege la intimidad de las personas, sobre todo de los niños y más cuando son temas tan sensibles”.

 

Las opiniones en contra ya se hacen sentir

El pedido de aborto terapéutico de esta madre para su hija violada de 12 años ya trascendió las barreras provinciales. Las opiniones, incluso institucionales, no tardaron en llegar.

El director del Departamento de Bioética de la Facultad de Ciencias Biomédicas de la Universidad Austral, Rafael Pineda, consideró “inadmisible” el pedido de aborto y sostuvo que “una violencia no se soluciona con otra violencia”.

“Es totalmente comprensible la situación dramática que estará viviendo tanto la niña como su familia, pero ninguna situación, por más grave que sea, admite que la solución pase por eliminar una vida humana”, opinó el especialista y profesor de ginecología.

“Una violencia, como el abuso sexual, no se soluciona con otra violencia mayor que implica la destrucción de una vida”, expresó Pineda en un comunicado en el marco del pedido judicial en cuestión.

A su vez, indicó que “no somos éticos si estamos matando a un inocente” y consideró “comprensible que la familia quiera preservar el estado de salud de la niña”.

Ya en el caso de Claudia, la chica discapacitada de Luján de Cuyo que fue violada por su cuñado y quedó embarazada, despertó una gran polémica y resistencia desde distintos estratos de la sociedad.

Al punto que los grupos pro-vida se organizaron para hacer todo tipo de intervenciones que impidieran el aborto.

Publicado septiembre 5, 2008 por Ricardo Paulo Javier en Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: