Porque este asunto es tu responsabilidad!   Leave a comment

24 de julio

“Levántate, porque este asunto es tu responsabilidad, pero estaremos contigo; anímate y hazlo.” Esdras 10:4

El pueblo había vuelto de la cautividad de Babilonia para reedificar el templo y las murallas de Jerusalén. En medio de esta empresa, Esdras era un referente del pueblo. Era un hombre sensible a la voluntad de Dios, era un hombre que alineaba su vida a Sus Mandamientos. Esdras era un ejemplo a seguir. Un líder para el
pueblo.

Ya era bastante complicado tener que vivir en una ciudad medio destruida y en construcción. Y se encuentra con un serio problema. Había muchos matrimonios mixtos en el pueblo. Y Dios prohibía esos matrimonios. Así que determinan que debían expulsar a las mujeres extranjeras y a sus hijos para mantener la santidad a Dios.

No era una decisión fácil. Era mucho más fácil hacer como que no había pasado nada y continuar con la rutina cotidiana. Era más sencillo fingir que no había ningún problema y evitar la confrontación con el pueblo. Pero este hombre sabía que no se debía hacer eso. Se podía pero no se debía. Dios había exigido pureza en los matrimonios. Había ordenado que ningún israelita se case con una mujer de otro pueblo. Era una prohibición explícita de Dios.

Y los israelitas habían desobedecido. Ahora era tiempo de ajustar cuentas. Y la responsabilidad caía sobre Esdras. Era una mochila demasiado pesada. Y cuando este hombre de Dios estaba dudando frente a tanta presión, apareció Secanías, un hijo de Elam para apoyarlo y sostenerlo. Un hombre desconocido, uno más del montón, no tenía influencias, ni cargos importantes, no tenía dinero ni fama. Pero este hombre hace algo impresionante.

Sostiene al siervo de Dios y lo alienta a tomar una buena decisión. Le recuerda que ese asunto era responsabilidad de Esdras, y por más difícil que fuera, él debía tomar cartas en el asunto. Y hace algo
más. Se suma al proyecto. Le promete que lo va a acompañar, que va a estar de su lado, que no va a estar solo.

Hoy necesitamos más hombres como Secanías, que apoyen, sostengan y alienten. Hombres valerosos y comprometidos con la verdad de Dios, que sepan distinguir lo bueno de lo malo para apoyar la
responsabilidad de otros en la Obra de Dios. Secanías que te recuerden que tu responsabilidad hoy es serle fiel a Dios. Que te animen para hacerlo, que te apoyen y que estén con vos.

REFLEXIÓN – Hacelo, es tu responsabilidad.

Un gran abrazo y bendiciones

Dany

Publicado julio 24, 2008 por Ricardo Paulo Javier en Devocional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: